Internet

Cómo proteger un equipo de virus electrónicos


1 estrella2 estrella3 estrella4 estrella5 estrella (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Hoy en día existen miles de virus y programas informáticos malignos que se cuelan en nuestros sistemas informáticos y los dañan.

Por ello, para mantener nuestro equipo alejado de contaminaciones electrónicas, es imprescindible seguir ciertas pautas de prevención y protección de virus. En caso de no hacerlo, el sistema podría sufrir daños severos en su funcionamiento, perdiendo rapidez y efectividad, o directamente, ser destrozado por completo.

¿Qué tipo de virus existen?

Dicho esto, es importante tener en cuenta que para intentar solucionar los daños causados por estos “bichos” de la red, la clave está en saber identificarlos y diferenciarlos entre ellos. Somos conscientes de que es tarea difícil si no eres un experto en el tema, así que te echamos un cable.

A continuación destacamos las principales clases de virus electrónicos y sus características:

Engaño: Se trata de un correo electrónico engañoso que indica que está dañando el equipo pero, realmente, no lo está haciendo. En ocasiones, el contenido pide al destinatario que borre algún archivo o programa importante, lo cual elimina el protector de equipo y abre paso al virus en el sistema.

Virus: El famoso virus es un programa de software que genera una autocopia en otro programa. Aunque generalmente solo se autocopian, también existe una minoría de virus que implementan un error, desarrollado por el mismo virus. Todos los daños que los virus pueden causar (en archivos, programas, discos duros, etc), suelen llevar un temporizador, o estar automatizados para ejecutarse en un momento determinado.

Gusano: Se trata de una variación de virus que aparece en equipos vulnerables y, después, se autocopia en diferentes sistemas, causando daño de todo tipo. Es común encontrarlas en forma de listas de correos electrónicos o carpetas compartidas en distintas redes.

Phishing: Son los métodos que se usan para dirigir a personas que surfean por Internet a páginas maliciosas. Al aterrizar en el sitio web, los códigos deformados que componen la página generan un fallo en el sistema e introducen el virus. A veces, estas páginas son réplicas exactas de páginas reales, que se utilizan como vía para conseguir datos personales o bancarios.

Vulnerabilidad de seguridad: Quiere decir que el sistema tiene debilidades en el software, que hacen posible la aparición y actividad de procesos no deseados.

Troyano o Caballo de Troya: Consiste en un programa diseñado para perjudicar la seguridad de un equipo. Para confundir al lector, suele esconderse tras archivos que generalmente resultan bastante atractivos de abrir. Se envían por emails o mediante vulnerabilidades de seguridad en Internet. El daño comienza a ocurrir una vez se haya abierto el archivo o aterrizado en la página, y su resultado es desastroso.

Virus

¿Cómo evitarlos?

Una vez conozcas los tipos de virus que existe, y como se filtran en tu equipo, es hora de planear una estrategia de defensa.

Sigue estas pautas para prevenirlos y no tendrás que preocuparte:

  • Instala un software Antivirus de confianza.
  • Actualiza el software Antivirus siempre que sea necesario, y no utilices el equipo mientras esté caducado.
  • Ejecuta un análisis completo del equipo de vez en cuando, para asegurarte de que todo está correcto.
  • Nunca abras archivos adjuntos o pinches en enlaces de correos electrónicos si no confías en el remitente. Si crees que pueden ser dañinos, analízalos usando un sistema apropiado. Si conoces el remitente pero el contenido te hace dudar, no lo descargues sin antes verificar que el remitente los adjuntó conscientemente.
  • No descargues archivos multimedia (películas, series, programas, etc.) que procedan de páginas desconocidas o ilegales. Tampoco veas vídeos en streaming si proceden de este tipo de páginas.
  • Bajo ningún concepto abras archivos adjuntos en correos electrónicos cuya extensión sea “.pif”, “.exe”, “.vbs”, “.bat” o “.bak”. En ocasiones, los archivos tienen doble extensión, lo cual puede ser confuso, así que verifícalo antes de abrirlo.
  • De vez en cuando, visita fuentes informativas específicas, como Panda SecurityVirus List, para estar al tanto de los últimos virus que navegan por la red. También puedes suscribirte a boletines o newsletters que te informen de las últimas novedades del tema.
  • Haz una copia de seguridad, en un disco duro, de todos los datos que tengas en el ordenador. Aunque no ayudará a combatir el virus, si se diera el caso, será más fácil recuperar lo perdido.

¿Conoces algún otro virus del que no hayamos hablado? ¿Tienes algún consejo que crees que podría ser de utilidad?
Compártelo con nosotros, ¡seguro que muchos lectores te lo agradecerán!

Blogs
Cómo hacer ‘clickbait’ con clase
Internet
Cómo hacer un video curso y por qué
Internet
La inteligencia colaborativa y el futuro
There are currently no comments.

1 × four =